sacar aire del oidoUna de las principales consecuencias que podemos tener cuando practicamos buceo, cuando subimos en un avión o cuando pasamos por ejemplo por un puerto de montaña, es una acumulación de presión atmosférica en nuestros oídos.

Esta sensación incómoda es conocida como barotrauma y se produce cuando sometemos al oído a un cambio brusco de presión. En este caso, al no existir los mismos niveles de presión en el oído interno y el externo, las Trompas de Eustaquio que son las encargadas de nivelar ambas presiones se bloquean.

En la mayoría de los casos, estas molestias ocasionadas por el cambio de presión pueden ser subsanadas de forma rápida y fácil. Si pasados unos días la sensación persiste, debemos acudir al otorrino para que nos pueda examinar.

Si quieres conocer cuales son los métodos más sencillos para sacar el aire del oído, no te pierdas lo que viene a continuación.

5 Remedios caseros para sacar el aire del oído

A continuación te dejamos algunos métodos que podemos utilizar para intentar compensar el aire que tenemos dentro de nuestros oídos.

1.Maniobra de Valsalva

Es la maniobra típica que realizan todos los buceadores cuando quieren compensar la presión en los oídos. Es muy sencilla y normalmente muy efectiva. Debemos cerrar la boca y con la ayuda de 2 dedos taponar la nariz, al mismo tiempo intentamos exhalar tratando de expulsarlo. No es necesario hacerlo muy fuerte, puedes ir poco a poco subiendo la intensidad hasta sentir la sensación de que la presión se haya equilibrado.

Realizar maniobra de Valsalva para destapar oído

2. Bostezar

Otra práctica muy sencilla que puedes solucionar el equilibrio de presiones. Reclina la cabeza hacia detrás,  abre la boca y empuja la mandíbula hacia adelante, esto favorecerá que puedas realizar un bostezo. Al estar en esta posición ayudas a que las trompas de Eustaquio puedan compensar el aire.

Realizar bostezo para destapar oido

3. Mascar chicle

Si los bostezos no te han funcionado, otra táctica que puedes probar es masticar un chicle. Cuando movemos las mandíbulas contribuimos al equilibrio de la presión en los oídos.

Mascar un chicle para destapar el oido

4. Beber un vaso de agua.

Parece una tontería pero beber un vaso de agua de gran cantidad también es efectivo. Al tragar, ayudamos a la trompa de Eustaquio a poder regular la presión entre el exterior y el interior.

Beber un vaso de agua para destapar el oído

5. Chupar un caramelo.

Por último, puedes probar chupando un caramelo. Esta maniobra también se ha demostrado que puede ser efectiva.

Chupar un caramelo para abrir oido

 

Si tras realizar estos consejos, ves que no ha mejorado y que no has logrado sacar el aire del oído y compensar la presión, es recomendable que acudas a un otorrino. Si el oído se inflama puede derivar en un incremento del dolor, una hipoacusia grave o en el peor de los casos en una hemorragia.

Consejos para evitar los cambios de presión en el oído

A continuación, te vamos a dar algunos consejos que puedes seguir para evitar que los cambios de presión te jueguen una mala pasada y te acaben dañando el oído.

  1. Evita volar o coger un avión cuando estés resfriado o con gripe. En caso contrario y no tener otra opción, si sueles sufrir con asiduidad este tipo de problemas, se recomienda el consumo de algún antihistamínico o descongestivos nasasles.
  2. Intenta realizar tanto antes del despegue del avión como previamente a aterrizar, maniobras con la mandíbula para ayudar a que drene mejor el aire entre las trompas de Eustaquio. Puedes ayudarte con movimientos como si fueras a bostezar, comer algo de comida o mascar un chicle.
  3. Realizar en el último termino la maniobra de Valsalva si los anteriores métodos no han sido eficaces.
  4. Como último consejo y bastante importante para evitar que se nos bloqueen los oídos, es evitar quedarnos dormidos tanto en el despegue como en el aterrizaje. Al estar dormidos contribuimos más a la deglución de saliva y mucosidad, con el consiguiente riesgo de que ambos oídos se obstruyan con mayor facilidad