La acumulación de agua en el oído es uno de los problemas más frecuentes que nos puede ocurrir en nuestro día a día, bien puede ocurrir cuando nos duchamos por ejemplo, cuando nos bañamos en la playa o cuando nadamos en la piscina.

A todos nos ha pasado alguna vez, salir del agua y tener la sensación de tener un oído taponado por agua. Una sensación nada agradable, ya que dejamos de oír con claridad y escuchamos el eco de nuestra propia voz.

Sacar el agua del oído es un procedimiento que normalmente no tiene ninguna complicación y que se puede realizar de diversas maneras. Aunque no lo creas, existen numerosos remedios caseros que te puedan ayudar realizarlo de una forma rápida y sencilla.

8 remedios caseros para quitar agua del oido

¿Quieres conocer los remedios más rápidos y eficaces para eliminar el agua del interior del oído?. A continuación tienes una selección de 8 técnicas testadas que contribuyen en la mayoría de los casos a sacar el agua del oído:

1. Crea un vacío

Inclina ligeramente la cabeza sobre el oído que tengas afectado. Presiona ligeramente con la ayuda de tu mano el oído taponado. Espera unos segundos y retira la mano creando un vacío. Esta maniobra puede ayudar a expulsar el agua.

sacar agua del oído con la mano

2. Usa la gravedad

Acuéstate y apoya la cabeza sobre alguna almohada o cojín. Espera durante unos 10-15 min en esta posición dejando que la gravedad actúe. Esta posición puede contribuir a ayudar a que el agua drene del oído y acabe expulsándose.

Sacar agua del oído tumbado

3. Secador de cabello

Se ha demostrado que está técnica también puede funcionar si la realizas correctamente. La forma de hacerlo es muy sencilla. Con la ayuda de un secador de pelo, proyecta el aire sobre el oído que tiene liquido en su interior a una intensidad baja que no pueda quemar la piel. El aire caliente contribuirá a reducir el líquido que se haya en el interior y a evaporarla.

sacar agua del oido con secador

4. Bostezar o masticar

El movimiento de la mandíbula puede ayudar a drenar el agua acumulada en las trompas de Eustaquio. A veces el hecho de abrir y cerrar la mandíbula puede contribuir a expulsar la burbuja de aire que puedas tener acumulada y que impida salir el agua.

sacar agua del oído bostezando

5. Paño o trapo caliente

Otra técnica muy utilizada que también puedes utilizar es la aplicación de un paño o compresa caliente sobre el oído. La terapia del calor contribuye a que las Trompas de Eustaquio se abran y ayuden a liberar ese agua que tenemos acumulada.

sacar agua del oido con calor

6. Inhalar vapor

La inhalación de vapor también puede contribuir a que se abran las Trompas de Eustaquio. Hierve un poco de agua y viértela sobre un recipiente, cubre la cabeza con una toalla con el fin de que no pueda escapar el vapor, después inhala durante unos minutos hasta provocar que el líquido drene del oído.

sacar agua del oído inhalando vapor

7.  Solución de vinagre y alcohol

Otra solución si alguno de los anteriores remedios no ha funcionado, puede ser la utilización de una solución de vinagre blanco y alcohol isopropílico en iguales cantidades. Esta recomendación la realizó el Dr. Paul Barney en su libro “The Doctor’s Guide to Natural Medicine”.

sacar agua del oido con vinagre y alcohol

8. Gotas para el oído

Si ninguno de los anteriores recursos te han ayudado, existen algunas gotas que venden en las farmacias, cuya fórmula es muy parecida a la del alcohol y que pueden ayudar a evaporar el agua.

sacar agua del oido con gotas

 

Estos son los remedios más comunes, saludables y sencillos que puedes encontrar para poder eliminar el agua del oído. En la mayoría de las ocasiones el agua se puede extraer sin dificultad, aunque puede darse también el caso de que no se extraiga correctamente y esto pueda derivar en algún tipo de infección.

Un caso bastante común es el denominado oido de nadador u otitis externa, una infección que se produce sobre todo en nadadores y que se origina con la aparición de bacterias gracias al ambiente húmedo que se origina el agua en el interior. De todos modos, ante la imposibilidad de sacar el agua o en caso de sufrir picor, enrojecimiento de la piel o cualquier tipo de dolor, debemos acudir a un médico lo antes posible para que nos examine.

Entre todos estos métodos o remedios para sacar el agua del oído, existen algunos que también nos pueden servir para sacar el aire del oído o para cuando tengamos mocos en el oído.

¿Cómo evitar que entre agua en el oído?

La mejor manera de que no te entre agua en el oído es previéndola de alguna forma. A continuación, te damos algunos consejos que puedes seguir para evitar que te entre agua en el oído.

1.       Usa tapones para los oídos. Los tapones evitarán que entre agua en el conducto auditivo y por tanto que puedas sufrir cualquier tipo de afección. Existen modelos de silicona, silicona moldeable, de espuma.

2.       Usar un gorro de ducha. Si no deseas utilizar tapones o te molesta llevarlos, otra opción que también puedes utilizar es un gorro de ducha o de natación, de esta manera también podrás cubrir las orejas y evitar que el agua se cuele dentro.

3.       Usa aceite de oliva. Otra manera más natural de evitar la acumulación de agua en el oído, es aplicando 2 o 3 gotas de aceite en el oído antes de introducirnos en la piscina. El aceite actúa como lubricante y evita que el agua quede atrapada en el interior del oído.

¿Qué no hacer cuando se tiene agua en el oído?

Una de las cosas que no debemos hacer cuando tenemos agua en el oído es introducir el dedo en el mismo o utilizar un bastoncillo, esa maniobra puede provocar el efecto contrario y podremos lesionarnos el tímpano. De igual modo tampoco utilizar bolígrafos, llaves o cualquier otro utensilio que pueda ocasionar lesiones o infecciones.

¿Cuándo debo visitar al médico?

Si transcurridos 1 o 2 días el agua no ha drenado del oído o experimentas cualquier tipo de enrojecimiento, picor o pérdida auditiva, debes acudir de forma inmediata al doctor o al otorrino para que pueda examinarte.