Nuestro oído produce cera de forma natural y lo hace con el fin de proteger al canal auditivo tanto del agua como de otros cuerpos extraños que puedan entrar en él, ya sean hongos o bacterias. La cera funciona como un antibacteriano y antimocótico, y contribuye a eliminar las células muertas de nuestra piel que hay en el interior del oído.

Sin embargo, existen momentos en los que se genera una gran cantidad de cerumen, pudiendo ocasionar obstrucciones del conducto y por consiguiente traer problemas auditivos, picores o zumbidos.

Eliminar esa cantidad de cerumen que ha quedado atrapada en el interior, puede ser una tarea sencilla si se sabe actuar correctamente. Existen muchas personas que actúan de forma incorrecta utilizando bastoncillos o pinzas para la el pelo, provocando con ello el efecto contrario y empujando más si cabe la cera hacia el interior del oído.

Para que esto no ocurra, te presentamos a continuación otros métodos alternativos que te pueden ayudar a eliminar ese tapón de cera.

5 remedios para destapar un oído de cera

1. Agua Oxigenada

Aplicar una solución de perióxido de hidrogeno (agua oxigenada) en gotas. Acuéstate en algún lugar cómodo con la cabeza volteada y con la oreja afectada mirando al techo, aplica de 3 a 5 gotas en el oido afectado. Es posible que notes una sensación extraña como un burbujeo o cosquillas. Aguanta unos 5 minutos y deja que la solución realice su efecto, no es necesario que aprietes, puedes ayudar a disolver el líquido estirando levemente la oreja hacia atrás. Una vez hayan pasado los minutos, pasa un algodón para retirar y limpiar el conducto.

sacar cera de un oído con agua oxigenada

2. Agua caliente y sal

Otra solución bastante sencilla y efectiva es utilizar un agua tibia con un poco de sal. Es importante que el agua no esté demasiado caliente ya que podría generarnos mareos o vértigo.

La forma de proceder sería igual que en el caso anterior, permanece tumbado con el oido afectado hacia arriba y aplica poco a poco contra la pared del conducto auditivo el agua tibia hasta cubrir todo el oído. Puedes inclinar levemente la cabeza o estirar de la oreja con cuidado para favorecer el drenaje del agua. Sería conveniente repetir el proceso una cuantas veces.

sacar agua del oído con agua y sal sacar cera del oído con agua caliente y sal

3. Aceite de oliva

Otra de las opciones para la eliminación del tapón de cerumen es la aplicación de un poco de aceite de oliva ligeramente caliente. El aceite de oliva tiene propiedades antisépticas, lo que puede contribuir a eliminar el exceso de cera. Para ello, debes calentar un poco de aceite de oliva en un cazo sin llegar a hervirlo (que este tibio, a una temperatura como la del cuerpo entre 36-37 grados) y con la ayuda de un gotero, incorpora de 3-5 gotas. Espera unos 5 minutos y después retíralo con ayuda de un algodón.

sacar cera del oído con aceite

4. Aceite de bebé

El aceite de bebé puede ser otra de las alternativas seguras y efectivas para eliminar la excesiva concentración de cera en el conducto auditivo. De igual modo que los anteriores remedios, aplica con la ayuda de un gotero, una solución de 3 a 5 gotas de aceite de bebé. Espera unos minutos y después retira con un paño suave, papel o algodón.

sacar cera del oído con aceite de bebé

5. Velas hopi

Este tipo de remedio natural es muy antiguo, creado por los indios americanos hopi hace ya muchos años. Las velas hopi no son velas en realidad, sino un tubo cilíndrico realizado con cera de abeja y esencias naturales que nos ayudará a limpiar el oído de forma natural. El modo de utilización es muy sencillo, acostado de igual forma que en los casos anteriores, colocamos en el oído uno de los extremos del cilindro  mientras encendemos con la ayuda de un mechero el otro extremo del tubo. El calor favorecerá el ablandamiento del cerumen quedando atrapada en el interior del cilindro.

sacar cera del oído con velas hopi

 

¿Cómo prevenir la aparición de tapones de cera?

Para evitar la formación de tapones es fundamental que lleves una higiene periódica y realices de forma periódica visitas a tu médico de confianza. Te dejo una serie de consejos que puedes llevar a cabo para mantener unos oídos limpios:

  1. No utilices los bastoncillos o hisopos para la limpieza del oído. Se ha demostrado que pueden ser dañinos, ya que al introducirlos generamos que el cerumen se compacte y pueda dar el conducto auditivo o el tímpano.
  2. Limpia suavemente el pabellón auricular con ayuda de un pañuelo de papel.
  3. En el caso de que suframos de forma habitual la aparición de tapones, lo más aconsejable sería la aplicación de un spay de agua de mar.